1/5/07

LAKMÉ


Foto: Osselin

¡Oh, mi dueña!
Esta es la hora
en que te veo sonreír,
la hora bendita
en que yo puedo leer
en el corazón siempre cerrado
de Lakmé.






3 comentarios:

Osselin dijo...

Hombre, amiga!
Gracias por utilizar mi foto.
Me siento honrado por tu elección!
Un beso

Meme dijo...

Bona tarde, Osselin.

Gracias a ti por las magníficas fotos y permitir que los pueda usar en mi humilde Isla.

Un petó

LE MOSQUITO dijo...

Vaya tardecita que llevo recorriendo esta Isla. Ahora, Delibes acariciando mi piel, y enseñándome a respetar las manos de quienes acarician, a veces clandestinas.
Este (¿Aria de las campanillas?; no recuerdo bien) era una de las favoritas de mi suegro, y pude localizar la ópera enterita un año antes de su fallecimiento. Mereció la pena buscar (no es fácil, viviendo en un pueblecito) y disfrutar con la cara de gozo que se le ponía.
Un regalo no buscado. Me lo quedo.