26/9/07

En la gruta





¡Muera yo aquí y a vuestros pies
porque mi angustia es infinita
y la pantera feroz de Hircania
es junto a vos cual corderilla!

¡Sí, ved aquí, cruel Clemina,
esta cuchilla que se ha hecho
batiendo a Ciros y Scipiones,
poner ya fin a mis tormentos!

De ella tendré al fin que valerme.
¿No han traspasado ya mi pecho
las finas flechas del amor
desde que tus ojos le vieron?

Paul Verlaine

4 comentarios:

Gerardo Omaña dijo...

Precioso tu poema!

Quise callar para escucharte,
para sentir el verbo entre mis sienes,
para mirar tras de mis pasos
tu recoger de rosas marchitadas.

Y me hice fuente de lágrimas vertidas
con la certeza de sentirte cerca
juntando nuestras almas en una primavera.

Recibe un beso en tu alma.

LE MOSQUITO dijo...

¡¿Muera...?!

¡¡¡Antes muerto que perder la vida!!!

Lizard Queen dijo...

Verlanie, Baudelaire y Rimbaud son mis tres malditos favoritos, me fascina la poesía que elegiste Meme, realmente es atrapante la pluma de Paul, fue de la terna, el primero que conocí y por ende tuve tiempo de explorar su obra en profundidad, a pesar de que me falta mucho por conocer!!

Gracias por brindarnos espacio en tu blog de poesía y transposición de mundos!!

Abrazos

LIZ!

Lizard Queen dijo...

VERLAINE!