Y súbita, de pronto

>> 8/9/07



Y súbita, de pronto,
porque sí, la alegría.
Sola, porque ella quiso,
vino. Tan vertical,
tan gracia inesperada,
tan dádiva caída,
que no puedo creer
que sea para mí.
Miro a mi alrededor,
busco. ¿De quién sería?



¿Será de aquella isla
escapada del mapa,
que pasó por mi lado
vestida de muchacha,
con espumas al cuello,
traje verde y un gran
salpicar de aventuras?
¿No se le habrá caído
a un tres, a un nueve, a un cinco
de este agosto que empieza?
¿O es la que vi temblar
detrás de la esperanza,
al fondo de una voz
que me decía: "No"?




Pero no importa, ya.
Conmigo está, me arrastra,
Me arranca del dudar.
Se sonríe, posible;
toma forma de besos,
de brazos, hacia mí;
pone cara de mía.



Me iré, me iré con ella
a amarnos, a vivir
temblando de futuro,
a sentirla de prisa,
segundos, siglos, siempres,
nadas. Y la querré
tanto, que cuando llegue
alguien
- y no se le verá,



no se le han de sentir
los pasos - a pedírmela
(es su dueño, era suya),
ella, cuando la lleven,
dócil, a su destino,
volverá la cabeza
mirándome. Y veré
que ahora sí es mía, ya..

Pedro Salinas

4 comentarios:

El Secretario 9 de septiembre de 2007, 13:12  

Hola Meme, enamorada de la Isla y de la Poesía.

Esta de Salinas (otra vez...), parece compuesta apropósito para ti y tu isla.

Me imagino (creo que puedo), lo feliz que eres en ella.

Las temporadas que he pasado en parajes así, solitarios, bellos (aunque sin mar...), he sido feliz dentro de esa independiente y casi autosuficiente libertad.

Sigue disfrutando y, cuando puedas, incluye otra de mis fotos: me hizo ilu...

Abrazos.

Nerim 9 de septiembre de 2007, 14:23  

Sabes lo que me gustaría?, escuchar esa poesía o leerla sentada en lo más alto de esa montaña o roca, admirando ese bellisimo paisaje.
Hermoso poema y hermosas fotografías.
Un fuerte abrazo
Nerim

Meme 9 de septiembre de 2007, 20:38  

Hola Secretario:

Las fotos y muchas más, son el resultado de un paseo de ayer por la mañana a pocos kilómetros de casa. Me apetecía ver el mar, desde la Serra de Tramuntana con estos parajes solitarios y hermosos para disfrutar de la inmensidad de la naturaleza. Terminado el paseo y vuelta al coche, el volante giraba sólo...je,je, se fue a la izquierda para llevarme a un pueblo perdido ya algo más alejado de casa. Allí nos paramos, el coche a la sombra de un ficus gigante y la menda debajo la parra de la terraza de un bar dando cuenta de buenos manjares y una cerveza fresquita. Seguí con mi “safari fotográfico”, la primera del post, es una de mis trofeos de caza de este pueblo.

Besos y abrazos

¡Ah! Por cierto: incluiré más fotos tuyas, lo prometo


Nerim amiga, gracias.

Cuando te sientes en la roca con ésta poesía, leyéndola o escuchándola..
¡Qué más se puede pedir!
...son estos momentos de felicidad y sosiego, que nos ayudan a seguir...

Besos y abrazos.

Meme

Osselin 13 de septiembre de 2007, 10:57  

Hermosas fotos.

  © Blogger templates Palm by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP