Ángel González

>> 12/1/08



Milagro de la luz: la sombra nace,
choca en silencio contra las montañas,
se desploma sin peso sobre el suelo
desvelando a las hierbas delicadas.
Los eucaliptos dejan en la tierra
la temblorosa piel de su alargada
silueta, en la que vuelan fríos
pájaros que no cantan.
Una sombra más leve y más sencilla,
que nace de tus piernas, se adelanta
para anunciar el último, el más puro
milagro de la luz: tú contra el alba.


Foto: Goathemala

LA LUZ A TI DEBIDA

Sé que llegará el día en que ya nunca
volveré a contemplar
tu mirada curiosa y asombrada.
Tan sólo en tus pupilas
compruebo todavía,
sorprendido,
la belleza del mundo
-y allí, en su centro, tú,
iluminándolo.

Por eso, ahora,
mientras aún es posible,
mírame mirarte;
mete todo tu asombro
en mi mirada,
déjame verte cuando tú me miras
también a mí,
asombrado
de ver por ti y a ti, asombrosa.


.-.-.-.-.-.-.


CASI INVIERNO

Alamedas desnudas,
mi amor se vino al suelo.
Verdes vuelos, velados
por el leve amarillo
de la melancolía,
grandes hojas de luz,
días caídos
de un otoño abatido por el viento.

¿Y me preguntas hoy por qué estoy triste?

De los álamos vengo.

.-.-.-.-.-.-.

CANCIÓN DE AMIGA

Nadie recuerda un invierno tan frío como éste.

Las calles de la ciudad son láminas de hielo.
Las ramas de los árboles están envueltas en fundas de hielo.
Las estrellas tan altas son destellos de hielo.

Helado está también mi corazón,
pero no fue el invierno.
Mi amiga,
mi dulce amiga,
aquella que me amaba,
me dice que ha dejado de quererme.

No recuerdo un invierno tan frío como éste.


.-.-.-.-.-.-.

ME HE QUEDADO SIN PULSO

Me he quedado sin pulso y sin aliento
separado de ti. Cuando respiro,
el aire se me vuelve en un suspiro
y en polvo el corazón de desaliento.
No es que sienta tu ausencia el sentimiento.
Es que la siente el cuerpo. No te miro.
No te puedo tocar por más que estiro
los brazos como un ciego contra el viento.
Todo estaba detrás de tu figura.
Ausente tú, detrás todo de nada,
borroso yermo en el que desespero.
Ya no tiene paisaje mi amargura.
Prendida de tu ausencia mi mirada,
contra todo me doy, ciego me hiero.


.-.-.-.-.-.-.

Me basta así

Si yo fuese Dios
y tuviese el secreto,
haría
un ser exacto a ti;
lo probaría
(a la manera de los panaderos
cuando prueban el pan, es decir:
con la boca),
y si ese sabor fuese igual al tuyo, o sea
tu mismo olor, y tu manera
de sonreír,
y de guardar silencio,
y de estrechar mi mano estrictamente,
y de besarnos sin hacernos daño
- de eso sí estoy seguro: pongo
tanta atención cuando te beso-; entonces,
si yo fuese Dios,
podría repetirte y repetirte,
siempre la misma y siempre diferente,
sin cansarme jamás del juego idéntico,
sin desdeñar tampoco la que fuiste
por la que ibas a ser dentro de nada;
ya no sé si me explico, pero quiero
aclarar que si yo fuese
Dios, haría
lo posible por ser Ángel González
para quererte tal como te quiero,
para aguardar con calma
a que te crees tú misma cada día,
a que sorprendas todas las mañanas
la luz recién nacida con tu propia
luz, y corras
la cortina impalpable que separa
el sueño de la vida,
resucitándome con tu palabra,
Lázaro alegre,
yo,
mojado todavía
de sombras y pereza,
sorprendido y absorto
en la contemplación de todo aquello
que, en unión de mí mismo,
recuperas y salvas, mueves, dejas
abandonado cuando -luego- callas...
(Escucho tu silencio. Oigo
constelaciones: existes. Creo en ti. Eres. Me basta)






CARTA SIN DESPEDIDA

A veces,
mi egoísmo me llena
de maldad,
y te odio casi
hasta hacerme daño
a mí mismo:
son los celos, la envidia,
el asco
al hombre, mi semejante
aborrecible, como yo
corrompido y sin remedio,
mi querido
hermano y parigual en la desgracia.

A veces -o mejor dicho:
casi nunca-,
te odio tanto que te veo distinta.
Ni en corazón ni en alma te pareces
a la que amaba sólo hace un instante,
y hasta tu cuerpo cambia
y es más bello
-quizá por imposible y por lejano.

Pero el odio también me modifica
a mí mismo,
y cuando quiero darme cuenta
soy otro
que no odia, que ama
a esa desconocida cuyo nombre es el tuyo,
que lleva tu apellido,
y tiene,
igual que tú,
el cabello largo.
Cuando sonríes, yo te reconozco,
identifico tu perfil primero,
y vuelvo a verte,
al fin,
tal como eras, como sigues
siendo,
como serás ya siempre, mientras te ame.

La palabra en el aire
Hoy Ángel González nos ha dejado para siempre. Su voz, sus poemas y sus obras seguirán con nosotros.

Descanse en paz, Poeta.


Homenaje

Gorrión sea
el mensajero lúcido
que transmita las órdenes que mi cuerpo aún espera:
“De parte de Dios, vete…”

Ángel González.
Interpretación Metafísica. (Tratado de Urbanismo)
A Miguel A.C.
Hoy busco en los recuerdos
de un doce de enero
y no hallo
signo alguno que me instale
en tu pasado reciente.
He encontrado
en una vieja lata de galletas
a una niña de trenzas largas
que observa
a un muchacho-casi-hombre
balanceándose
en la rama de un pino.

Tu partida improvisada,
se diría obra de los tentáculos
del monstruo que devora
células desconocidas.

Pero no,
el silencio fue el causante.

Tu abandono
tu no lucha,
tu desesperación,
se suman a mi cobardía
que llora tu partida, junto a un poeta,
desde la otra orilla del Ganges.
Estel Julia
gracias Estel

16 comentarios:

Gerardo Omaña 13 de enero de 2008, 0:16  

A mi regreso de mexico vengo a saludarte con el más expresivo acento de mi alma.

Afectuosamente. Gerardo

Bellos, bellisimos poemas que sin duda son inspiración para cualquier poeta.Gracias por traerlos.

Selma 13 de enero de 2008, 1:17  

Precisamente hoy, precisamente esta noche me llegan muy adentro estos poemas..
Un beso Memee.Gracias.

qaesar 13 de enero de 2008, 1:21  

Apenas leo poesía, pero este hombre ha sido uno de los que más cosas me han dicho

Bssss

Goathemala 13 de enero de 2008, 8:25  

Fue imposible conocer la noticia de su muerte sin sentir ganas de venir a tu espacio a comprobar el tributo que, casi seguro, le habías hecho.

Casi nunca toco el ordenador el fin de semana y debo llevar casi una hora leyendo versos, imaginando mundos y sentimientos. Esta vez no me quedo con nada: me gusta todo y varias de las poesías que has puesto las desconocía.

Gracias por la foto.

Como siempre, pero esta vez más, un placer pasar por aquí.

Saludos.

Meme 13 de enero de 2008, 10:28  

Gerardo

Como éstas bellísimas y sentidas poesías que nos dejas con este beso en el alma.

Tú también eres un gran poeta.

Gracias por tu visita y tus siempre hermosos envíos.

Un beso


Selma

Un beso, Selma y otro poema para tí

Estos poemas los desencadenaste tú,
como se desencadena el viento,
sin saber hacia dónde ni por qué.
Son dones del azar o del destino,
que a veces
la soledad arremolina o barre;
nada más que palabras que se encuentran,
que se atraen y se juntan
irremediablemente,
y hacen un ruido melodioso o triste,
lo mismo que dos cuerpos que se aman.


César

Ángel González ha sido y es una de las voces que siempre nos dice algo.

Un beso y gracias por tu visita.

Goathemala

Tenía que ser una foto tuya la que mejor expresaba mi pesar por ésta gran pérdida y que mejor tributo para él veros aquí, en mi Isla unidos por sus versos.

Un abrazo.

NADA MÁS BELLO

¡Ese rayo de sol inesperado
que destella en la nieve
recién caída!

Mucho más bella era la sonrisa
que iluminaba un rostro
todavía mojado por las lágrimas.


Ángel González

Raúl Pleguezuelo 13 de enero de 2008, 19:48  

Un bonito homenaje Ángel González. El se ha ido pero su obra seguira por mucho tiempo siendo protagonista en tu isla y en muchos corazones.
Un petó.

Derain 14 de enero de 2008, 6:47  

Hermosas sus palabras, no lo conocía.
Muchas gracias por compartirlo Meme, y muchas gracias por tu mail.
Fue una grata sorpresa.
Un abrazo y cariños en la distancia.

le mosquito 14 de enero de 2008, 12:00  

Volando de blog en blog llego hasta este (que cada vez veo menos abandonado y más ilustre e ilustrado) para decirte una vez más MUCHAS GRACIAS, Meme.
Aún me faltan entradas por recuperar, pero gracias a vuestra ayuda, y especialmente a la de Delokos y Nerim, todo se me ha hecho más fácil.
Muchos besos.
:)

m.eugènia creus-piqué 14 de enero de 2008, 14:36  

Hola meme.preciosos poemas,no los conocía.
Un petonet.

Dédalus 14 de enero de 2008, 17:20  

Estoy escuchando música de piano, mientras leo la selección de poemas que has hecho... y no voy a marcharme de tu rincón sin confesarte que, no sé muy bien qué ni por qué, pero algo me has movido muy dentro, que quiere como sea aflorar, y apenas aguantan ahora mis ojos la presión de sus últimas lágrimas.

Gracias, Meme. Ángel González es uno de los grandes y, por desgracia, su muerte lo va a hacer tan conocido como, en vida, merecía.

Nerim 14 de enero de 2008, 21:19  

Querida Meme, supuse que estarías muy sentida con la muerte de uno de tus poetas favoritos y mi intención era venir a decirte unas palabras pero ya ves, hasta ahora no abro la ventana para ver tu isla abandonada, que como dice le mosquito, cada vez está más concurrida.Siempre es un gustazo venir a tu blog y leer buenas poesías, versos y poemas que alimentan mi alma.

Un fuerte abrazo

Meme 14 de enero de 2008, 22:11  

Raúl

¡Cuántas tardes/noches compartimos con las palabras de Ángel González!

Gracias amigo.

Un molt fort petó


Derain

Que estas palabras, que no conocías, te ayuden a pasar el bache, haga aflorar ésta sonrisa que nos regalas en tu imagen.

Un beso.


M.Eugènia
Gràcies.

Un altre petonet per tu

Le Mosquito

Esta Isla estaba esperando tu vuelo (tan cariñoso como siempre), y sólo te pide una cosa...no nos abandones nunca! TODOS esperamos nuevas picaduras en su Le Mosquito.

Un Beso.

Dédalus

Que sea éste vals que acompañe tus sentidas palabras.

VALS DE ATARDECER

Los pianos golpean con sus colas
enjambres de violines y de violas.
Es el vals de las solas
y solteras,
el vals de las muchachas casaderas,
que arrebata por rachas
su corazón raído de muchachas.

A dónde llevará esa leve brisa,
a qué jardín con luna esa sumisa
corriente
que gira de repente
desatando en sus vueltas
doradas cabelleras, ahora sueltas,
borrosas, imprecisas
en el río de música y metralla
que es un vals cuando estalla
sus trompetas.

Todavía inquietas,
vuelan las flautas hacia el cordelaje
de las arpas ancladas en la orilla
donde los violoncelos se han dormido.

Los oboes apagan el paisaje.
Las muchachas se apean en sus sillas,
se arreglan el vestido
con manos presurosas y sencillas,
y van a los lavabos, como después de un viaje.

Ángel González

Gracias, Dédalus.

Un beso.


Nerim , amiga.

Sí, cada vez ésta Isla es más concurrida. Nunca pensé, que me sentiría tan acompañada, cuando abrí ésta ventana con poesías, canciones y algunos relatos que pasados los meses llegara a hacer tantos amigos en este inmenso universo...

Un fuerte abrazo y un beso.

m.eugènia creus-piqué 15 de enero de 2008, 15:09  

Hola meme,ayer cuando leí estos poemas se me puso la carne de gallina y hoy lo primero que he hecho es postear dos de ellos en mi blog,(con tu permiso).
Gracias por darmelos a conocer meme.
Un petó ben fort.

Selma 15 de enero de 2008, 20:59  

"Estos poemas los desencadenaste tú,
como se desencadena el viento,
sin saber hacia dónde ni por qué.
Son dones del azar o del destino,
que a veces
la soledad arremolina o barre;
nada más que palabras que se encuentran,
que se atraen y se juntan
irremediablemente,
y hacen un ruido melodioso o triste,
lo mismo que dos cuerpos que se aman."


Como siempre en la diana...¿Igual me conoces?

Molts i molts petonets Memee, i sobretot GRÀCIES!

Estel_Julià 15 de enero de 2008, 23:55  

Gracias a tí Meme,
Únicamente recuerda insertar en mi poema la cita que puse de Ángel Gonzalez, es casi impresicible.

Y gracias por hacer extensible este medio abierto, y llevarlo al poder de la red, eso tiene mucho mérito Meme.

Sabes?? En el libro de "Palabra sobre palabra" tengo marcados los poemas que leyó Ángel Gonzalez en el recital poético que dió en Valencia el 17 de mayo de 2007 en la UVEG. Disfruté tanto...

Añado mi aportación a tu blog y te dejo uno que a mí personalmente me encanta, es estupendo y uno de mis preferidos después del de "Me basta así"

ESO ERA AMOR.

Le comenté:

-Me entusiasman tu ojos.

Y ella dijo:
-¿Te gustan solos o con rímel?
-Grandes,

Respondí sin dudar.

Y también sin dudar
me los dejó en un plato y se fue a tientas.



Ángel Gonzalez.

Meme 16 de enero de 2008, 0:12  

Gracias Estel.
Ya está rectificada.

Sabes? un amigo mío siempre me felicita con este poema el día que cumplo años.

CUMPLEAÑOS DE AMOR

¿Cómo seré yo
cuando no sea yo?
Cuando el tiempo
haya modificado mi estructura,
y mi cuerpo sea otro,
otra mi sangre,
otros mis ojos y otros mis cabellos.
Pensaré en ti, tal vez.
Seguramente,
mis sucesivos cuerpos
-prolongándome, vivo, hacia la muerte-
se pasarán de mano en mano,
de corazón a corazón,
de carne a carne,
el elemento misterioso
que determina mi tristeza
cuando te vas,
que me impulsa a buscarte ciegamente,
que me lleva a tu lado
sin remedio:
lo que la gente llama amor, en suma.
Y los ojos
-qué importa que no sean estos ojos-
te seguirán a donde vayas, fieles.

¡Cómo le estamos hechando de menos!

Un abrazo

  © Blogger templates Palm by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP