17/2/08

Amo las horas sombrías de mi ser




Amo las horas sombrías de mi ser,
en las cuales mi espíritu se absorbe;
en ellas he encontrado, como en antiguas cartas,
mi vida cotidiana ya vivida
como una leyenda lejana y trasnochada.





De ellas me llega la conciencia de poseer
una segunda, eterna y ancha vida.
Y a veces soy como el árbol que,
maduro y rumoroso, por encima de una tumba,
colma el ensueño que el difunto joven
(en torno al cual sus cálidas raíces se apretujan)
perdió en tristezas y canciones.

Rainer María Rilke




Fotografías: Camilo Margelí

8 comentarios:

Selma dijo...

Gracías Meme por recordar en tu respuesta( en tu anterior Entrada) este "Pont de mar blava" todo un himno para los que no queremos ni barreras ni fronteras separadoras...

Estas hermosas y sugerentes fotos junto a este sentido poema rezuman romanticismo a raudales , así lo interpreto yo..

y con románticos besos te lo agradezco Meme...Moltes gràcies preciosa Illenca!

Birrilly dijo...

Dime ¿quien no ha amado esas horas en algun momento de la vida?, saludos y exitos.

Frabisa dijo...

Dulces e intensas palabras, sugerentes y preciosas fotografías. Gracias por acercármelo. Un beso

Meme dijo...

Buenas noches amigas.

Un beso y gracias.


birrilly

Gracias por llegar a esta Isla.

Un saludo

Goathemala dijo...

Por Dios que maravilla, te superas cada día. También yo soy a veces un árbol. Por cierto las fotos me dieron muchas ganas de visitar hayedos.

Saludos.

Meme dijo...

Gracias, amigo.

Son las imágenes que han encontrado la poesía...

Un abrazo, “tierra de los árboles”.

Franziska dijo...

Te felicito por el acierto en la elección de los textos. Es un poema que dice mucho y de un modo sincero. Pero qué adecuadas son las imágenes que los acompañan.

Sospecho que tú escribes poesía. Es tan reciente mi paso por tu blog que, seguramente, habrás dejado constancia de ello. Te animo a que tomes la decisión de publicar. Ya me dirás.

Un abrazo.

Estel_Julià dijo...

Meme,

Como siempre un placer pasear por tu sendero, está lleno de pequeños placeres entrañables.

Rilke, todo un bosque por descubrir. Me encanta. Gracias por traerlo Meme.



Un abrazo fuerte,


Estel J.