4/6/08

Canción de amor

¿CÓMO he de sujetar el alma, para
que no roce la tuya? ¿Cómo alzarla
por encima de ti, hacia otras cosas?





Ay, quisiera ocultarla cerca de algo
perdido por lo oscuro, en un extraño
paraje silencioso, que no vibre
cuando tu hondura vibra.
Pero cuanto nos roza, a ti y a mí,
nos arrastra a los dos, igual que un golpe de arco
sacando de dos cuerdas una nota.
¿En qué instrumento se nos ha tensado?
¿Cuál es el violinista que nos pulsa?
¡Oh dulce canción!


Rainer María Rilke

6 comentarios:

Selma dijo...

Por un momento, cerrando los ojos y escuchando esta pieza de música, me pareció oir el trinar de los pájaros desde lo alto de estos árboles... Gracias por todo ello, y por este poema...

Molts petonets Musa de ses Illes, molts i dolços...

modes amestoy dijo...

un abrazo sin tiempo

Dédalus dijo...

Rilke es eterno y sus letras una impagable compañía...

Besos, Meme.

Goathemala dijo...

Extraordinario Rilke.

Saludos.

Meme dijo...

Selma ,

Moltes gràcies a tu

Un molt fort petó

Modes

Gracias por robar tiempo al tiempo..

Un abrazo

Juanan

Como podrás comprobar esto noche soy reincidente...

Espero que os guste.

Un beso


Goathemala

Tú también, igual que nuestro amigo Modes, andas escaso de tiempo.

Muchas gracias

Un abrazo

Imagine Photographers dijo...

Rilke es mucho Rilke y con esta música un placer.
Un beso