Sólo quien ama vuela

>> 30/10/10



Sólo quien ama vuela.
Sólo quien ama vuela.

Amar... Pero ¿quién ama?
Volar... Pero ¿quién vuela?
Pero ¿quién ama?
Pero ¿quién vuela?
Sólo quien ama vuela.
Sólo quien ama vuela.

Un ser ardiente, claro de deseos, alado,
quiso ascender, tener la libertad por nido.
Quiso olvidar que el hombre se aleja encadenado.
Donde faltaban plumas puso valor y olvido.

Iba tan alto a veces, que le resplandecía
sobre la piel el cielo, bajo la piel el ave.
Ser que te confundiste con una alondra un día,
te desplomaste otros como el granizo grave.

Sólo quien ama vuela, Sólo quien ama vuela.
Conquistaré el azul ávido de plumaje,
pero el amor, abajo siempre, se desconsuela
de no encontrar las alas que da cierto coraje.

Los brazos no aletean. Son acaso una cola
que el corazón quisiera lanzar al firmamento.
La sangre se entristece de debatirse sola.
Los ojos vuelven tristes de mal conocimiento.

No volarás. No puedes volar, cuerpo que vagas
por estas galerías donde el aire es mi nudo.
Por más que te debatas en ascender, naufragas.
No clamarás. El campo sigue desierto y mudo.

Cada ciudad, dormida, despierta loca, exhala
un silencio de cárcel, de sueño que arde y llueve
como un élitro ronco de no poder ser ala.
El hombre yace. El cielo se eleva. El aire mueve.

Miguel Hernández/Serrat

En Orihuela, hoy hace 100 años nació el "poeta del pueblo"

4 comentarios:

Martine 30 de octubre de 2010, 16:21  

Te lo tomo prestado, mi Musa hermosa... Sólo quien ama vuela, es cierto.. pero a veces las alas están malheridas y la caída puede ser brutal..

Hermosos versos, Grandes Hombres y precioso tu Homenaje , dulces besos Meme, Amiga...

Era Selma, ahora ya soy yo a secas.. y sin sueños..

Sneyder 30 de octubre de 2010, 16:35  

Hermoso homenaje me uno a él con estos versos de tan gran poeta.

CARTA

El palomar de las cartas
abre su imposible vuelo
desde las trémulas mesas
donde se apoya el recuerdo,
la gravedad de la ausencia,
el corazón, el silencio.

Oigo un latido de cartas
navegando hacia su centro.

Donde voy, con las mujeres
y con los hombres me encuentro,
malheridos por la ausencia,
desgastados por el tiempo.

Cartas, relaciones, cartas:
tarjetas postales, sueños,
fragmentos de la ternura,
proyectados en el cielo,
lanzados de sangre a sangre
y de deseo a deseo.

Miguel Hernandez
(fragmento )

Un beso, feliz fin de semana

diminuto blog 3 de noviembre de 2010, 12:29  

Con los pies en la tierra.

Elena de San Telmo 9 de noviembre de 2010, 2:01  

Ay poeta que tenías las alas regias para volar, te han enjaulado, ay qué pena con tanta gente de poco vuelo.
Maravilloso!!!!

  © Blogger templates Palm by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP