5/4/11

Canciones

Pregunté a la tarde de abril que moría:
¿Al fin la alegría se acerca a mi casa?
La tarde de abril sonrió: La alegría
pasó por tu puerta —y luego, sombría:—
Pasó por tu puerta. Dos veces no pasa.

Antonio Machado

1 comentario:

Martine dijo...

Pasará, tiene que pasar, una segunda y todas las veces que hagan falta.. Creamos en ello, mi Musa!

Petonets dolços de Gessamí...