23/9/11

Mariposa de otoño


LA mariposa volotea
y arde —con el sol— a veces.

Mancha volante y llamarada,
ahora se queda parada
sobre una hoja que la mece.

Me decían: —No tienes nada.
No estás enfermo. Te parece.

Yo tampoco decía nada.
Y pasó el tiempo de las mieses.

Hoy una mano de congoja
llena de otoño el horizonte.
Y hasta de mi alma caen hojas.

Me decían: —No tienes nada.
No estás enfermo. Te parece.

Era la hora de las espigas.
El sol, ahora,
convalece.

Todo se va en la vida, amigos.
Se va o perece.

Se va la mano que te induce.
Se va o perece.

Se va la rosa que desates.
También la boca que te bese.

El agua, la sombra y el vaso.
Se va o perece.

Pasó la hora de las espigas.
El sol, ahora, convalece.

Su lengua tibia me rodea.
También me dice: —Te parece.

La mariposa volotea,
revolotea,
y desaparece.

Pablo Neruda




8 comentarios:

Emilio Manuel dijo...

Bello poema de Neruda para leer es esta estación que entra. Y de la música de Vivaldi, que decir.
Un abrazo.

Chelo dijo...

...todo pasa y todo llega
pero lo nuestro es pasar
pasar haciendo caminos
caminos sobre la mar .

Un abrazo .

Olegario dijo...

Mariposa de Otoño que vuela sobre las flores y en cada hoja descarga la brisa de sus amores.
Bello poema de Neruda. Un abrazo.

Meme dijo...

Gracias amigos, Neruda siempre cautiva...

abrazos

Meme dijo...

y si gustais otro Otoño

http://www.youtube.com/watch?v=URl8pRQed_4

Miluna dijo...

lindo poema de Neruda..
digamos a adiós a esas mariposas, que con su delicadeza y su belleza nos han acompañado en los día de sol...


besos Y sonrisas

ana porras dijo...

Hola Meme.

Precioso y nostálgico el poema de Neruda. Como siempre tus elecciones son fabulosas.
Un abrazo

Meme dijo...

Buenos días, amigas.

Un abrazo