4/6/14

La casa


No cabe duda. Ésta es mi casa
aquí sucedo, aquí
me engaño inmensamente.
Ésta es mi casa detenida en el tiempo.

Llega el otoño y me defiende,
la primavera y me condena.
Tengo millones de huéspedes
que ríen y comen,
copulan y duermen,
juegan y piensan,
millones de huéspedes que se aburren
y tienen pesadillas y ataques de nervios.

No cabe duda. Ésta es mi casa.
Todos los perros y campanarios
pasan frente a ella.
Pero a mi casa la azotan los rayos
y un día se va a partir en dos.

Y yo no sabré dónde guarecerme
porque todas las puertas dan afuera del mundo.

Mario Benedetti

4 comentarios:

Chela dijo...

¡QUe sugerene foto has encontrado!
¿La hiciste tú? Me gusta mucho.

Las casas marcan nuestras vidas, sobre todo las que hemos ocupado en nuestra infancia, donde todo se "egrandaba" en la imaginación. Cuando el tiempo las destruye y desaparecen o cuando se arruinan, parte de nuestras vidas y nuesros recuerdos se van con ellas.
Un fuerte abrazo.

Meme dijo...

Es mía, Chela.
Me gusta fotografíar estas paredes al descubierto e imaginarme como ha sido la vida de los que la habitaban.

Un fuerte abrazo

Marcos dijo...

Cuando veo una de esas fachadas, me dá por pensar en cuantas historias encierran.

Meme dijo...

Buenas tardes, Marcos.
Sí nos da que pensar