18/6/12

Dulce soledad



Dulce soledad que me acompañas
y que en las noches te duermes a mi lado,
con tu presencia hueca te recuestas,
y me das entre las sombras tus manos.
Dulce soledad, amiga mía,
no me dueles ni me haces daño,
aprendí a necesitarte y a estar a tu lado.
Dulce soledad, pobre soledad,
nadie te quiere y yo, sin embargo,
te agradezco los silencios y el espacio,
las horas que me escuchas atenta,
y tus ojos y tu cuerpo imaginario.


Teresa Aburto Uribe

7 comentarios:

Emilio Manuel dijo...

Una soledad prolongada, es triste soledad.

Un abrazo

Chela dijo...

La soledad está bien, pero cuando se busca como contrapunto al bullicio, para encontrarse con uno mismo y "cargar pilas", pero opino como Emilio Manuel que no debe prolongarse demasiado.

Precioso y apropiado el cuadro que has elegido del periodo azul de Picasso. Los azules frios mezclados con grises definen bien la soledad, la melancolía, la tristeza...

Eres una artista combinando poemas y pinturas.

Un fuerte abrazo.

Meme dijo...

Si, Chela y Emilio Manuel, nunca debe prolongarse demasiado...

Y gracias, Chela por lo de artista.

Abrazos

Olegario dijo...

Yo llevo OCHO años acompañado de
este ser misterioso, querida Meme,
y no he podido superar su compañía. Y sin embargo, sigo viviendo a pesar de todo, pero no se lo deseo a nadie. Un fuerte abrazo.

Omar de enletrasarte y masletrasarte dijo...

me gustó,
saludos

ana porras dijo...

Hola Meme
A veces se necesitan esos momentos de soledad, de encuentro con uno mismo, pero n0 conviene prolongarlos demasiado. El poema es precioso, así como la imagen .
Un abrazo

Meme dijo...

Sí, Olegario es difícil superar esta soledad que sientes al perder la persona amada. Tú lo estás superando gracias a estos hermosos sonetos que te salen del alma.

Abrazos.

Omar . Muchas gracias y abrazos.

Sí, Ana son importantes, pero, como dicimos que no se prolonguen demasiado.

Abrazos